Viva la escuela moderna

CGT

CANAL DE DIFUSION DE LAS LUCHAS OBRERAS Y LIBERTARIAS

viernes, 4 de febrero de 2011

El "desorden" del que habla Occidente y la actualidad de Kropotkin.


En estos días de revoluciones en el Norte de África los observadores occidentales se apresuran en pedir una rápida transición a la democracia, no se les vaya a ir de las manos el proceso y acaben creando otro sistema que no obedezca a sus estrechas miras que no procuran otra cosa que un sistema político a las órdenes del gran capital. Para justificar su impaciencia, alimentada por una dinámica impredecible y un pueblo que pide libertad y justicia pero no partidos ni líderes, los observadores occidentales se apresuran a hablar de "anarquía" y "desorden", reforzando más ese binomio que desde hace años el poder se ha encargado de unir y transmitir a la opinión pública. Pues viene a cuento ahora poner unos textos que, a este respecto, ya escribió Kropotkin en sus días y que, curiosamente, conservan su actualidad. Dice así el príncipe anarquista:
"El desorden, lo que ellos llaman el desorden, es el levantamiento del pueblo contra ese orden innoble, rompiendo sus cadenas, destruyendo sus trabas y yendo hacia un porvenir mejor; es lo que la humanidad tiene de más glorioso en la historia; es la rebelión del pensamiento en la víspera de las revoluciones; es el derrocamiento de las hipótesis sancionadas por la inmovilidad de los siglos precedentes;es la eclosión de todo un raudal de ideas nuevas, de invenciones audaces, es la solución de los problemas de la ciencia.

"El desorden es la abolición de la esclavitud antigua; es la insurrección de las comunas; la abolición de la servidumbre feudal; las tentativas de abolición de la servidumbre económica."

"El desorden es la insurrección de los campesinos sublevados contra los curas y los señores, quemando los castillos para dejar sitio a las cabañas, saliendo de sus guaridas para tomar su sitio al sol."

"El desorden --lo que llaman el desorden-- lo son las épocas durante las cuales, generaciones enteras soportan una lucha incesante y se sacrifican para preparar a la humanidad una existencia mejor, desembarazándola de las servidumbres del pasado. Lo son las épocas durante las cuales el genio popular cobra su libre desarrollo y da, en pocos años, pasos gigantescos, sin los cuales el hombre hubiese permanecido en el estado de esclavo antiguo, de ser rastrero, de animal envilecido en la miseria.

"El desorden es el nacimiento y el despertar de las más bellas pasiones y de las mayores abnegaciones: ¡es la epopeya del supremo amor de la humanidad!