Viva la escuela moderna

CGT

CANAL DE DIFUSION DE LAS LUCHAS OBRERAS Y LIBERTARIAS

domingo, 11 de septiembre de 2011

La educación antiautoritaria contra la domesticación.

Hay una canción interpretada por Billy Holiday, titulada Strange Fruit (subtitulada en castellano) en you tube, estraños frutos en referencia a los afroamericanos colgados de los árboles sureños de Missisipi por el KKK, ante la mirada acostumbrada del vecindario, como se puede ver en las fotografias de los años 50, en otra versión interpretada por Nina Simone, también en you tube.

Hoy en día, siguen habiendo pateras llenas, que no llegan a las costas europeas… Y siguen aumentando los votos a partidos derechistas en casi toda Europa, con su principal odio (no el único) expresado a medias: “los peligros de tanta inmigración, en tiempos de tanto paro”.

Crecen en parte, porque cuando la izquierda gobierna: dejan de parecer de izquierdas, aumentan sus incoherencias demostrando que otra forma de autoritarismo es posible, y se hacen más visibles sus injusticias tan parecidas en el fondo a la derecha. ¿A quienes representan?

Crecen también, porque cuando consiguen mayorías en las balanzas parlamentarias, aprovechan (igual que hizo la izquierda), para equipararlo a una aparente mayoría social. Cuando en realidad cualquier gobierno (sea en coalición o no), legislan casi siempre con un 30 % de votos (+ o -) de la población total que vivimos dentro de unas fronteras. Basta con sumar las personas no censadas por no tener 18 años, estar presas o no tener papeles, (a veces incluso teniendo), más las personas que dicen votar a la presunta oposición, más la abstención pasiva y la activa… eso sin olvidar la ignorancia mediatizada, de quienes votan al mejor postor, respecto a las consecuencias de su delegacionismo en nombre del bien común, ante los intereses de la patronal.

Pero aunque la mayoría parlamentaria y la social coincidieran, una de las principales causas del racismo individual o institucional, autoreconocido o no, siguen siendo los medios de in-comunicación estatistas y privados (la voz de sus amos), al fabricar opinión repitiendo hasta la saciedad algunas realidades contadas a medias, a la vez que ocultan otras realidades, (como las causas del desempleo, la trampa del trabajo asalariado en sí, o “autonomo dependiente”…) legitimando el autoritarismo de los estados en nombre del bienestar, sin reconocer el carácter racista que conlleva necesariamente la defensa de las fronteras políticas, como cualquier otra clase de comportamiento autoritario individual o institucional, autoreconocido o no, pero muy relacionados entre si en nuestras vidas diarias.

No es que toda la sociedad seamos igual de racistas, ni que entre la inmigración (o fuera de Europa) no exista el racismo, ni que todos los periodistas (cuando pueden expresar lo que piensan) sean iguales, sino más bien que, salvo excepciones, no se admite que las fronteras políticas solo sirven para mantener desigualdades, privilegios… Cuando en realidad toda la clase trabajadora del mundo somos y seremos migrantes en potencia… no solo por el clima, amor… sino por políticas económicas injustas y poco conocidas. Sin olvidar a quienes no pueden ni migrar. De modo que parece que no haya un racismo institucionalizado, educándonos para desconocer todas las realidades, en una aparente normalidad, como ocurría en otras épocas con el esclavismo legal…

Por ejemplo, el nuevo alcalde de Bonrepós i Mirambell (l’horta nord) del Partido de la Patronal quiere cambiar el Plan General de Ordenación Urbana y busca un promotor para construir un centro comercial, en los terrenos del antiguo cuartel del Ejercito Español, (en pleitos contra las familias propietarias antes de su incautación en 1939), ahora ocupado por más de un centenar de personas en su mayoría procedentes de África, que a su vez fueron desalojados hace más de dos años de una antigua fábrica en la Avd. Burjassot, en el empeño de la AA.VV. socialista por defender su patrimonio cultural (fachada de la fábrica de estilo modernista) y a pesar de la resistencia no violenta de sus habitantes…

El anterior alcalde de Bonrepòs i Mirambell (del P$o€) en lugar de un centro comercial, hubiera preferido viviendas de protección oficial, porque así hubiera tenido inversión segura del Instituto de Crédito Oficial… En lo que coinciden los dos alcaldes es cuando dicen “es necesario limpiar el antiguo cuartel de pequeños traficantes de drogas”… Algo tienen que decir para no ser llamados racistas, cuando les llegue la hora del desalojo a estas personas sin papeles y sin techo estable, que ganan menos de 30 euros por día trabajado en la agricultura, o aparcando coches, o vendiendo cerveza fresca por las noches de verano, o CD en sábanas, recogiendo chatarra, etc.

Tampoco se consideran racistas en la secretaria de inmigración de CC.OO del P.V cuando se han preocupado por buscarles trabajo a las personas inmigrantes, por ejemplo a través de ETTs como Interim S.L. Gracias a lo cual han podido regularizar su situación, aunque para ello cada trabajador/a haya tenido que pagar mil euros a dicha empresa a cambio de contratos de trabajo temporal en los campos de las comarcas agrícolas de Castellón, Sagunto y Valencia. (Indignante pero cierto).

O los pequeños empresarios agrícolas afiliados a la Asociación Valenciana de Agricultores cuando prefieren bajar el precio del destajo, a tener que enfrentarse a unas mega-empresas del sector alimentario (no solo intermediarios como Mercadona, sino también a las incipientes plantaciones de transgénicos de arroz en Vinarós y Sueca, patata en Elche,… contaminando a otros cultivos…), en tanto que verdaderos causantes de las dificultades en las pequeñas parcelas agrícolas.

O el presidente del Sindicato Unificado de la Policía Nacional, quien reconoce recibir órdenes del ministerio del interior socialista para hacer redadas, y deportaciones masivas, pero no porque le preocupen los derechos humanos, sino con el único objetivo de que vuelva el PP a la Moncloa.

O los editores de periódicos, cuando informan sobre el aumento de nacionalidades concedidas a inmigrantes y la delincuencia, al mismo tiempo que aumenta el paro entre las personas españolas y “de famila española”. Y sin embargo ocultan la venta de armas, que se han fabricado en España, para Somalia, Congo (con el aumento de su deuda externa y más guerrillas que expolian sus riquezas para las multinacionales), Israel, Marruecos (que no al Polisario), Colombia (tanto al ejercito, como al paramilitarismo de las Autodefensas Unidas, cuando trabajan para Repsol, Endesa, Unión Fenosa, etc.) y a cambio nos enseñan imágenes de moscas comiéndose a criaturas desnutridas por la pertinaz sequía africana… no digamos nuestras guerras legalizadas por la ONU contra Libia y Afganistán.

O como el presidente de Plataforma per Catalunya, cuando considera a la inmigración “víctimas de unos políticos incompetentes en los controles fronterizos”, a pesar de conocer la actuación de la agencia FRONTEX. Con la escusa de protegernos del Islamismo y la perdida de nuestra identidad, en Francia han coincidido derechistas (Bloc Identitaire) e izquierdistas (Riposte Laique), lo que sirve precisamente para que aumente el fanatismo islamista y el fanatismo nacionalista Europeo, en lugar de defender la comunicación horizontal de igual a igual, que deslegitima toda imposición.

…Yo no soy racista, pero como ministro del interior del gobierno de turno, debo dar orden de redadas, internamiento en CIE y deportaciones masivas, sin dar cifras reales a ningún periodista, enfatizando sin embargo las repatriaciones voluntarias, porque de lo contrario muchas personas trabajadoras (y votantes) podrían perder su domesticación laboral, indignarse y enfrentarse a las empresas que cotizan en el IBEX 35 de la bolsa de Madrid. ¿Qué sería de la economía nazional? ¿Qué sería de mi sueldecito+dietas?¿Qué sería de la paz social firmada con la UGT y CC.OO sin contar con la mitad de la sociedad adormecida?

… Yo no soy racista, pero es lógico que la crisis alimentaria afecte más a los pueblos empobrecidos, por eso colaboro con MONSANTO, lo que ocurre, es que no se pueden ver resultados satisfactorios en seguida… para eso está la FAO y la UNICEF. En Somalia hemos enviado unas (OGM) semillas resistentes a la pertinaz sequía, que… (que a la larga empobrecen más a las familias campesinas y a la biodiversidad. ¿O por qué no devuelve PESCANOVA las toneladas pescadas en aguas de Somalia, en lugar de enviar 8 buques de la armada Española contra los guardacostas Somalís, que aquí llaman “piratas”?)

¿Por qué no se consideran racistas? En parte porque mienten (y a veces se creen sus propias mentiras), pero tambien porque el racismo va de la mano con otros complejos de superioridad que se ejercen en nombre del bienestar. Sino no se entiende a estas alturas, a tantas personas despreciando a otras, solo por el hecho de no haber nacido en Europa. Su legitimidad se debilita cuando se consigue demostrar que no hay tal bienestar ni empatía, que justifique cualquier autoridad sea individual o institucional. No solo con palabras nos podemos defender de sus prepotentes privilegios, claro. Pero tampoco justificando la violencia individual o institucionalizándola, como ocurrió en los países supuestamente descolonizados, donde se reprodujeron los mismos defectos de los imperialistas, continuando el patriarcado, la patronal y las clases sociales, más patriotismos…

Contrasta la falsa identidad “democratica” de las instituciones; con su exigencia de integración, votar, pagar impuestos… sin transparencia. Contrasta el típico obrero que se decía rojete, pero no se negaba durante el bum inmobiliario a hacer horas extras todos los días, y ahora dice estar indignado, aunque nunca intentó evitar la domesticación del sindicalismo; con las actuales tendencias en las encuestas de intención de voto incluso en barrios obreros… (para que luego digan que la derecha gana gracias a la abstención). Contrastan la existencia de prisiones de todo tipo (incluso para menores de edad) y el maltrato recibido; con la impunidad de los delitos de la dirección de la banca y sus juntas de accionistas. Contrastan los cajeros automáticos donde intentan pernoctar personas sin casa; con las viviendas abandonadas por un mismo propietario. Contrasta nuestra no violencia; con las inversiones de la banca (incluida la del vaticano) en armamento. Contrasta la vulnerabilidad de muchas mujeres que no tienen muchas posibilidades laborales en la legislación laboral racista; con la tan cacareada lucha contra la trata de mujeres en clubs de alterne. Contrasta el fondo público de pensiones al que muchas personas inmigrantes han cotizado sin poder cobrar nunca su parte; con la financiación pública al ejercito y la iglesia. Contrasta el plan del Opus Dei de esterilización de mujeres en una región indígena insurgente del Perú; con su defensa de penalizar el aborto. Contrasta la persecución del nomadismo gitano; con la libertad de mercados para Nestlé… Contrasta el aumento de solicitudes de asilo; con la reducción de sus aprobaciones estatales aunque ahora hayan más supuestos en la ley, y las multinacionales originando deuda externa en países donde hay más personas empobrecidas que aquí (que ya es decir). Contrastan los titulares periodísticos que relacionan la llegada de pateras y coca; con la venta de armas españolas al militarismo y paramilitarismo colombiano propietario de fincas ocupadas donde se planta coca, después de desplazar a sus habitantes, o el aumento del cultivo y venta de opio en Afganistán donde la OTAN encontró el filón desde hace 10 años. Contrastan los campos de concentración exigidos por la Unión Europea (FRONTEX-Agencia para la externeacionalización de las fronteras) a los paises del Magreb, para retener a cientos de personas subsaharianas, donde muchas mujeres son violadas por los militares; con la aparente defensa europea de los derechos humanos y la igualdad de las mujeres, al mismo tiempo que silencian mediaticamente el feminismo no institucionalizado.

Contrasta el cierre de escuelas públicas utilizando (entre otros) argumentos tan racistas como el de que “con tanta inmigración se reduce la calidad en comparación con las escuelas privadas y concertadas”, (y en lugar de reforzar la enseñanza a la inmigración para agilizar su educación en la escuela pública, lo que hacen es potenciar la escuela concertada y privada), donde en cualquier caso no se enseñan en las aulas los genocidios históricos y actuales en nombre de los estados y las religiones, en nombre de la paz… ni se enseñan las olvidadas condiciones de vida de una gran parte de la emigración española en los años 50, 60 y 70: sin contrato, en pisos multicompartidos, con el desprecio de las personas autóctonas, con el miedo a la expulsión… mientras que la versión del genocida y su “pertinaz” sequía, era el desarrollismo urbanístico y turístico a cualquier precio, llegando a despenalizar la emigración para que entrasen divisas y como válvula de escape organizada por el nacionalcatolicismo para intentar dividir a la indignación que fundó las comisiones de obreros/as, tal y como le dijo el FMI en 1959 al padre de la democracia orgánica y reciente aliado de los EE.UU.

Por contra, basta con intentar ser autodidacta y buscar información distinta a la institucional, o a las únicas experiencias que podemos presenciar, para no creer en el libre mercado ¿quién es libre? ¿el vendedor de top manta, que sigue huyendo de la policia? ¿la prostituta que tiene que cobrar 20 € por un servicio en una rotonda de un polígono a las 3 de la noche, que también huyen de la policia?, ni creer en la representatividad de la casta política, ya que es falsa numericamente y se basa en privilegios.
Las pedagogias de las resistencias, anteriores y posteriores al 15 M, navegamos a contracorriente de nuestras propias contradicciones (como en todas partes y épocas),… y sin embargo se mueve:
Territorio doméstico es una red de trabajadoras autoorganizadas por unos derechos básicos laborales, seguridad social, salarios justos, etc, desde la lucha contra el patriarcado, para que se extienda.
Las brigadas vecinales contra las redadas racistas consiguieron el pasado 5 de julio en el barrio Madrileño de Lavapies, una expulsión de policías tras una redada, que se repite unos días después. En su web publicaron el 27 de julio un informe sobre las observaciones que han hecho durante varias redadas policiales.

En varias ciudades la plataforma de personas afectadas por las hipotecas han evitado varios desalojos de personas trabajadoras de su vivienda, sin importar donde han nacido, a pesar de la carga policial.
En la puerta del CIE de Málaga, (como en el resto de Centros de Internamiento para personas Extracomunitarias), se suceden las protestas, donde la policía cargó contra quienes mostraban su apoyo a las personas presas e indignación contra la legislación y reclamando la libertad de una persona argelina, quien fue liberada el día 18 de agosto.
Igualmente el día del orgullo crítico por la diversidad sexual, en varias ciudades hubieron pancartas denunciando el maltrato, redadas y deportaciones racistas del estado español.
… Solo son algunos ejemplos de que al menos queda bien claro que no solo el fascismo sigue vivo, sino que la lucha contra el racismo, es la lucha contra toda autoridad.

Fuera de las instituciones también existen comportamientos autoritarios, pero no cuesta tanto delegitimarlos… en cualquier caso, se pilla antes a un cojo que a un mentiroso (por eso hay que desenmascarar el despotismo también cuando es un presunto benefactor).
El último martes de cada mes, a las 19.3o h en la puerta del CIE de Zapadores (Valencia), convoca la campaña http://ciesno.wordpress.com
 
Algunos videos de interés:
http://www.webislam.com/?idv=1576 

http://www.kaosenlared.net/noticia/videos-quien-vigila-vigilante-redadas-racistas-lavapies

http://www.vimeo.com/26031055 

http://www.vimeo.com/15247192 

http://mislatacontrainfos.blogspot.com/2011/07/lavapies-madrid-nuevo-motin-contra-las.html 

Revista Mugak del Centro de Estudios y Documentación sobre el racismo y la xenofobia
(Biblioteca Pública de Valencia)